jueves, 14 de mayo de 2009

Abrí mi corazón



Abrí mi corazón
Retuve el viento de la madrugada
esperando tu regreso, y esperé…
esperé mil noches y mil días.
Las madrugadas se hicieron eternas.

Guardé para ti cientos de estrellas
aguardando a que volvieras
y esperé minuto tras minuto,
hora tras hora, vida tras vida.

Abrí mi corazón de par en par
esperando acogerte en él.

Pregunté por ti a la ausente Luna
y esperando respuesta me dormí
y soñé que estabas aquí, junto a mí
a orillas del río, caminando conmigo.

Busqué entre los rayos de Sol,
busqué en enjambres de estrellas
esperando tu regreso, y esperé…
esperé mil noches y mil días.


Miguel Ángel Rincón




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada